01 marzo 2011

Déjalo. Deja que descubra un mundo nuevo sin ti. Deja que se equivoque, que busque en otras lo que no encontró en ti. Dejalo que bese, que se relacione, que tenga nuevas parejas, o que experimente cosas que no hizo contigo. Deja que toque otro cuerpo, que haga el amor, cuándo, cómo y con quien le de la gana. Dejalo que falle, que llore y que ria hasta que no pueda parar. Dejalo que sueñe, que tenga celos de otra persona que no seas tú. Dejale que haga su vida. Dejale alas, y no le busques por mucho que te duela, no es tuyo. Será difícil, pero quedarán en tu memoria los recuerdos de lo que un día fue, y ese, te aseguro, que es el mejor regalo.

1 comentario:

  1. Que razón tiene el texto!
    BONITO BLOG!
    Te sigo ea! (:

    ResponderEliminar